Los costos de diagnóstico por imágenes

El Sistema Estadístico de Costos de la Salud es un instrumento que permite (a) generar estadísticas de costos de distintas prestaciones de salud, (b) elaborar proyecciones bajo distintos supuestos y escenarios, (c) elaborar simulaciones de impacto de cambios en cualquier factor con incidencia sobre las prestaciones médicas.

La posibilidad de realizar simulaciones permite fundamentar de manera rigurosa diagnósticos, iniciativas y propuestas de políticas públicas elaboradas por el sector privado de la salud, y generar discusiones conducentes con las distintas instancias del sector público, de una manera objetiva y propositiva.

El presente documento de trabajo detalla la composición, los parámetros, las variables monetarias y las series históricas de los costos de diagnóstico por imágenes prestados, de manera independiente, dentro de una clínica privada, con una estructura en torno a un tomógrafo de 16 cortes, un resonador de 1.5 teslas, un equipo digital directo sin radioscopía, un ecógrafo de 3 transductores con doppler para ecografías convencionales y un ecógrafo para ecografías especializadas.

Bajo esos supuestos, el costo de una unidad de diagnóstico por imágenes en la provincia de Córdoba es, con valores a agosto de 2020, de $ 7,540,033 por mes, incluyendo un margen de 10% para garantizar la sustentabilidad de la entidad.

En los últimos 10 años, los costos totales del diagnóstico por imágenes se multiplicaron por 17.6 veces, desde $ 427,537 en agosto de 2010 hasta $ 7,540,033 por mes en agosto de 2020.


A agosto de 2020, los costos unitarios por tipo de práctica son: $ 4,919.19 por tomografía, $ 6,349.12 por resonancia, $ 2,053.61 por radiología, $ 1,918.83 por ecografía
convencional y $ 2,084.59 por ecografía especializada. En todos los casos se trata de costos a nivel basal, con servicio activo de 8 a 20hs (es decir, sin guardias pasivas), con
tasa de ocupación de capacidad de 100% y una tasa de eficiencia de 80%.

El modelo desarrollado permite analizar, para cada tipo de práctica, el desfasaje de costos con relación a tarifas de distintos financiadores y, en los casos en que estas
últimas se ubiquen por debajo de aquellos, estimar con precisión qué componente de costos no está cubriéndose con tarifa, temas que serán abordados en próximos
informes. A modo de ejemplo, en el caso de un financiador importante en Córdoba, como APROSS, los atrasos se encuentran en el orden del 46.4% en el caso de las tomografías y del 32.8% en el caso de las resonancias.

LEER INFORME COMPLETO